Noticias saludNutrición

Como prevenir y reducir los problemas en las articulaciones

Como prevenir y reducir los problemas en las articulaciones

Es posible que tu dieta ea deficiente en ácidos grasos esenciales Muchas personas eliminan erróneamente todas las grasas de su alimentación habitual en un esfuerzo por mantenerse delgado, pero los ácidos grasos esenciales desempeñan un papel clave a la hora de construir tejidos conectivos. Se podría decir que l

Las mejores fuentes alimenticias de ácidos grasos esenciales son los pescados, las nueces, algunas semillas como de lino o de onagra. El aceite de onagra en particular contiene ácido gamma linoleico una ácido graso Omega-6 que el cuerpo puede obtener directamente de si mismo, este tipo de ácido graso bloquea ciertos tipos de prostaglandinas que ejercen un efecto anti inflamatorio en todo el cuerpo.

Hay que tener en cuenta que las fuentes anteriormente mencionadas de fuentes vegetales como el Aceite de Lino, las nueces y otras fuentes ricas en omega-3 esta forma de ALA (ácido alfa linolénico),  el cuerpo tiene muy poca capacidad de convertir esta grasa en EPA o DHA, que son las grasas mas beneficiosas para nuestro organismo.  Se ha estipulado que la conversión de nuestro cuerpo ronda del 5 al 10%  se convierte en EPA y a DHA al rededor del 2%: “Achieving optimal essential fatty acid status in vegetarians: current knowledge and practical implications.” Am J Clin Nutr September 2003 vol. 78 no. 3.
Paralelamente para convertir ALA a DHA y EPA es necesaria vitamina B6 y zinc, nutrientes escasos en la dieta actual.

Las grasas son también componentes esenciales de las membranas celulares. Son necesarias para la fabricación de hormonas, si hormonas que tanto busca la gente incrementar para mejorar el rendimiento deportivo.

Cada vez mas especialistas recomiendan el consumo de ácido esenciales para la reducción la inflamación general del cuerpo tanto para mejorar la salud de las articulaciones como para mejorar la salud general de las personas.

Al cuerpo hay que alimentarlo equílibradamente de pollo y arroz no vive el hombre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *