El “efecto crunchy” que es y como puede ayudarnos a comer menos

Publicada en Publicada en Nutrición

Es sabido que el sabor, el color y la textura de los comestibles influye de manera notable en su consumo, pero no es lo único, el sonido que captan nuestros sentidos también puede afectar su ingesta. Un estudio lo confirmó “efecto crunchy” (el escucharnos masticar) puede ayudar a comer menos.
En concreto, la investigación probó que los usuarios que “tapaban” el sonido de su ingesta comían más que aquellos que se escuchaban comer, puesto que esto podría favorecer el logro de una nutrición consciente y de este modo, progresar el control de la cantidad ingerida.

Como hemos dicho muy frecuentemente, el entorno en el que se desarrolla una comida influye considerablemente en nuestra ingesta, lo que comemos puede verse perjudicado por multitud de factores la luz del entorno,  los tonos de la vajilla, los aromas circulantes etc.


Aparte de todos estos factores externos, ciertos factores internos como los sonidos que generamos al comer pueden influir de forma notable.

De esta manera, estar siendo conscientes de nuestra masticación y escucharnos comer los comestibles podría ser de ayuda para supervisar y reducir la cantidad que ingerimos.  De qué forma sacar provecho al “efecto crunchy”

A sabiendas de que escuchándonos comer podemos reducir la ingesta o bien cuando menos, supervisar mejor la cantidad a consumir, os dejamos ciertos consejos para sacar provecho al “efecto crunchy” que ha sido probado en este estudio:

Eludir comer con sonidos que “tapen” el que generamos al comer, o sea, eludir la TV o bien la música altísima que podrían desviar nuestra atención hacia ellos y también impedir que nos escuchemos al comer.
Escoger comestibles crepitantes, que generan mayor sonido al comer y que además de esto, por ser más duros, pueden asistirnos a comer menos. Ciertas opciones saludables son vegetales crudos, frutos secos y/o semillas entre otros muchos.
Masticar bien y comer despacio, de forma que podamos estimar los sonidos que generamos al ingerir los comestibles y de este modo, sacar provecho al “efecto crunchy” para comer menos.
Con estos consejos en psique, puedes conseguir las ventajas del “efecto crunchy” en tu dieta que te asistirá a comer menos si te escuchas y aprecias los sonidos que generas mientras que ingieres

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *