EntrenamientoGanar musculo

¿Conoces el agarre invertido? Conoce sus beneficios

Imagínate haciendo una repetición de press de banca.


¿Recuerdas cómo has colocado tus manos? ¿Con agarre supino, fuertemente aferradas a la barra, equidistantes de su centro? ¿Hay alguno que se imagine un agarre contrario?

Aunque pueda parecer extraño, cambiar el agarre habitual puede convertirse en un instrumento útil para añadir variedad a tu entrenamiento, regalándote también mayor desarrollo muscular.

Sin cambiar el ejercicio, ajustar la posición de la mano resulta un método efectivo para trabajar los músculos implicados desde ángulos diferentes e imponer un estrés nuevo sobre el cuerpo. Incorporar la variedad en vuestras rutinas resulta crítico, sobre todo si vuestro progreso se ha detenido.


Un agarre invertido puede utilizarse con ejercicios para diversos músculos (los tenéis en la página siguiente).

El impacto del agarre invertido depende del músculo trabajado. Pensad en un estudio reciente referido a los efectos de la posición de las manos sobre las actividades de músculos específicos durante el jalón dorsal. El informe reveló que el agarre tradicional abierto del jalón dorsal reclutaba más fibras de este músculo que el agarre invertido. Sin embargo, esto puede explicarse por el hecho de que un agarre invertido obliga a un estiramiento superior. En cualquier caso, el agarre invertido no debe ser la base de vuestro entrenamiento, pero podéis utilizarlo como ejercicio sustituto al final del entrenamiento, cuando trabajáis con menos peso y bombeáis el cuerpo.

El agarre invertido también resulta útil para entrenar el pecho y los hombros si los tenemos lesionados (hablad primero con vuestro médico). Las personas con hombros inestables (cápsulas del hombro estiradas, rotadores de la espalda lesionados, etcétera) u hombros separados pueden utilizar e! agarre invertido para hacer presses con mancuerna y press de banca sin comprometer la seguridad de sus homros.

El principal problema del agarre invertido es la cantidad de estrés que impone en las muñecas en comparación con otros agarres. Podemos minimizarlo en la mayor parte de ejercicios escogiendo un maneral que moleste menos a las muñecas. Por ejemplo, cuando entrenemos espalda o tríceps con agarre invertido, la barra Z es mejor que la barra normal.


Reduce la tensión sobre las muñecas al colocar la mano en una posición angulada, más cómoda.

EL CONSEJO
DEL PROFESIONAL

Utiliza el agarre invertido para diversos músculos: espalda, tríceps, hombros y pecho, entre otros. «El agarre invertido ofrece un ángulo distinto de resistencia del que el grupo muscular está acostumbrado, y añade variedad a mi entrenamiento». Algunos de los ejercicios que hace con agarre invertido incluyen los jalones de tríceps, el press de banca, los jalones para dorsal y el remo sentado en polea.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *