6 Mitos que debes conocer si quieres marcar los abdominales

Publicada en Publicada en Entrenamiento

Tal vez crees demasiado en todos los aparatos y estrategias supuestamente concebidos para dar forma a tu cintura.

Puede que no estés enfocando tu entrenamiento de la forma correcta.

Conocer la verdad sobre los mitos que circulan sobre la zona abdominal puede marcar la diferencia a la hora de trabajar esta región y asegurar los mejores resultados.

Mito 1

Hacer cientos de abdominales es lo mejor para poner en forma la cintura FALSO.

No hace falta hacer un montón de series y repeticiones de ejercicios abdominales para estimular los músculos del abdomen. Si lo haces, obtendrás más desventajas que beneficios.

Dado que los abdominales tienen el aporte de riego sanguíneo más importante del cuerpo, no hay que trabajarlos cada día con un gran número de series y repeticiones…  Sobreentrenando estos músculos, los ablandarías tanto que someterías al cuerpo a un grado de impacto que impediría cualquier tipo de progreso.  Lo único que hay que hacer es trabajarlos en 4 o 5 senes de 8 a 12 repeticiones por ejercicio”.

Las interminables repeticiones son una pérdida de tiempo porque los músculos abdominales, como muchos otros, responden mejor al entrenamiento concentrado Olvídate de machacarte sin necesidad.   Entrena duro, pero en sesiones breves.

 

Mito 2

La pérdida rápida de peso mejora la capacidad de quemar más grasa FALSO.

De hecho, es más bien al contrario. Es decir, aquellas que consiguen que se pierda peso rápidamente, perjudican al metabolismo. En lugar de ayudar a la gente a decelerar el metabolismo, estos programas empeoran el problema.

La mayor parte de personas que se embarcan en programas de pérdida acelerada de peso, lo recuperan, e incluso ganan más, poco tiempo después. El problema, es que ninguna de esas dietas aumenta los procesos de creación de glucógenos del cuerpo, factor vital para la pérdida de grasa a largo plazo. ¿La respuesta, Ejercicio constante y una reducción moderada del consumo calórico durante un período prolongado de tiempo. Los resultados de las dietas drásticas suelen desaparecer a la misma velocidad con que aparecen.

Mito 3

Las flexiones laterales con mancuernas ayudan a perder “michelín”FALSO.

Mucha gente hace ejercicios de flexión lateral con mancuernas para intentar perder volumen en la zona del michelín.

El problema no está en el movimiento en sí mismo, sino en las mancuernas. La flexión lateral trabaja los oblicuos (los músculos laterales del abdomen).

Incorporar mancuernas al movimiento desarrollará los oblicuos, haciendo que aumenten de tamaño, que es justo lo que no quere- mos, si no buscamos un aumento del volumen de la zona. Es mucho mejor hacer el ejercicio sin las pesas.

 

 

Mito 4

Se puede trabajar zonas determinadas del abdomen para perder volumen FALSO.

Uno de los conceptos más básicos del entrenamiento de resistencia es la capacidad de centrarse en un grupo muscular especifico y trabajarlo. Este tipo de entrenamiento dirigido, no obstante, sirve para ganar volumen muscular, no para reducir el nivel de grasa.

No se puede eliminar la grasa de un punto determinado. Cuando el cuerpo quema grasa, lo hace de forma global. Y como se quema al mismo ritmo en todo el cuerpo, las zonas.

Donde hay menos grasa acumulada serán las primeras en las que se notarán los resultados. No existe nada parecido a la pérdida de grasa extramuscular localizada, independientemente de lo correctos que sean el aparato, la efectividad o la ejecución del ejercicio prescrito.

 

Mito 5

Una persona delgada se pone en forma más rápido que una gruesa FALSO.

Una persona delgada está más cerca de sus objetivos en lo que se refiere peso ideal pero lo que si encontrará más dificultades para mejorar desde ese punto. “la persona sedentaria debería sentirse más motivada al oír esta afirmación, ya que, con un menor esfuerzo, puede mejorar de forma drástica”.

Tampoco hay que olvidar que el nivel de forma física no se mide con el peso sino con nuestras capacidades físicas y corporales. Los progresos más significativos a la hora de perder grasa son aquellos que tienen un camino más largo por recorrer.

 

Mito 6

La salud es el primer motivo para querer controlar el peso NO EXACTAMENTE.

Según las estadísticas, la primera razón por la que las personas quieren perder peso es mejorar el aspecto físico. A pesar de que el exceso de grasa corporal está estrechamente vinculado a amenazas serias para la salud, como el cáncer, las enfermedades cardíacas y la diabetes (sólo hay que ver las estadísticas de la cantidad de personas inactivas que mueren cada año por culpa de estas enfermedades), la mayor parte de la gente quiere perder peso para tener una mejor apariencia física.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *