Entrenamiento

Lesiones de hombro parte 4 : El manguito rotatorio

Desgarros del manguito rotatorio

Los tendones del manguito rotatorio no tienen un aporte de flujo sanguíneo abundante. Con lo cual, con el paso del tiempo y el sobre uso, pueden debilitarse y desgarrarse.


Tratamiento
Normalmente, los músculos desgarrados del manguito rotatorio se pueden tratar con terapia física, como ejercicios con bandas elásticas; con fármacos antiinflamatorios no esteroides (como el ibuprofe-no); con ultrasonidos y/o estimulaciones eléctricas, y con reposo. Si todos estos tratamientos fracasan, será necesario recurrir a la cirugía. Esto implica crear espació extra para que los tendones puedan moverse con facilidad.

Prevención
Reconocer los primeros síntomas de la tendinitis puede ayudar a reducir el riesgo de sufrir desgarros. Los ejercicios de la terapia física que trabajan específicamente los músculos del manguito rotatorio son esenciales. Los deportistas que hacen rotaciones del brazo por encima de la cabeza pueden incluso trabajar con estas rutinas en sus entrenamientos habituales. El manguito rotatorio es uno de los estabilizadores dinámicos principales del hombro. Es muy importante que intentes fortalecerlos y prevenir lesiones, especialmente si entre tus objetivos físicos de entrenamiento se halla el tener unos hombros anchos y fuertes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *