EjerciciosEntrenamientoGanar musculo

Aisla tus pectorales

Aisla tus pectorales practicando esta variación del cruce entre poleas.

Los cruces entre poleas son básicos para trabajar el pecho; aislan los pectorales sin implicar apenas a deltoides y tríceps.

Es muy probable que siempre los hayas hecho de pie. Pero quizás los hagas así, y es fácil que utilices un poco de inercia para completar el movimiento. Te damos aquí una versión que aprovecha la tensión continua de las poleas y minimiza la inercia. Cambia a este ejercicio para aumentar la concentración, la estabilidad y el control de un ejercicio básico para los pectorales.

COMIENZO » BUSCA UN APARATO DE CRUCES ENTRE POLEAS .

Usa un peso algo más ligero que el utilizado por tí para este ejercicio, al menos hasta que te acostumbres a la nueva modalidad.

» Usa un peso algo más ligero que el utilizado por tí para este ejercicio, al menos hasta que te acostumbres a la nueva modalidad.

» Si el aparato posee poleas ajustables, colocadlas al menos a nivel de los ojos o más arriba.
» Agarrad un maneral D en cada mano. Manteneos equidistantes entre ambas poleas. Los brazos deben estar estirados.
A » Poneos de rodillas. Con el pecho fuera y los glúteos sacados, inclinaos ligeramente hacia delante

» Doblad ligeramente los codos y mantenedlos bloqueados en esa posición durante todo el ejercicio.ACCIÓN
B » Contraed los pectorales para intentar juntar los manerales enfrente de las caderas, hasta que casi se toquen los nudillos. Al final, las manos deben quedar bastante cerca del suelo.
C » Apretad a tope los pectorales durante un segundo antes de volver al punto de partida.
» Devolved el peso al punto inicial

CONSEJOS

» No dejéis que cambie demasiado el ángulo de los codos durante el movimiento; si lo hacéis, los brazos pueden contribuir a la acción y eliminar trabajo a los pectorales Visualizad que estáis abrazando un árbol, lo que os ayuda a mantener el arco necesario.

» Para un sentido diferente, probad este ejercicio inclinándoos contra el respaldo de un banco inclinado variando los ángulos en cada serie sucesiva; asi trabajaréis los pectorales de forma distinta cada vez.

» Para trabajar el enlace entre deltoides y pectorales, finalizad vuestras series con cuartos de repeticiones. Extended los brazos hasta la posición inicial y haced unos 10 cuartos de repeticiones cada vez antes de terminar la serie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *