Abdominales

Tijeras verticales

Este ejercicio se practica en casi todos los deportes. Es un ejercicio muy útil para trabajar los músculos del abdomen, involucra músculos difíciles de trabajar por otras vías.

Un buen consejo para practicar este ejercicio es poder practicarlo en algún banco elevado, como unas sillas,  que permitan un rango de movimiento en las piernas para poder trabajar los abdominales con mayor intensidad.

La técnica es el cimiento para construcción de un cuerpo perfecto, y poder minimizar el riesgo de sufrir lesiones o dolencias.

Inicio: Boca arriba nos tumbaremos apoyando toda la espalda (la zona lumbar adherida al suelo), flexionaremos la cadera y extenderemos las rodillas en línea vertical quedando perpendiculares al suelo; colocaremos los pies juntos y con la posición de los pies hacia la cara y con el talón hacia el techo se debe mantener la cintura escapular conectada.
Cabeza, cuello y hombros siempre pegados al suelo (se deben mantener relajados durante la ejecución del ejercicio). Pondremos los brazos pegados al cuerpo a los lados con las palmas mirando hacia abajo  y los dedos intentarán llegar a los talones.

Cómo se ejecuta

Inhalamos profundamente y bajamos una pierna despacio hasta que llegue cerca del suelo a unos 20 cm.  en todo momento estaremos contrayendo el abdomen.
¡Recuerda! No se debe separar la espalda del suelo si vemos que se nos esta separando paramos y recortamos el movimiento.

De forma simultánea a la bajada de una de las piernas, la otra debe subir según corresponda.

¿Cuáles son los errores más comunes?

Arqueo de la zona lumbar

La barbilla no debe estar pegada al pecho debe separarse con una distanciaal diámetro de una pelota de tenis.

El descenso y la elevación de las piernas es una consecuencia de la contracción de la franja abdominal.

Tanto la contracción como la relajación del abdomen se producen de forma suave, sin dar «tirones».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *